"""""""""" Un AMOR sin una cara...y viceversa .....""""""""""""""

       Publicada el día 05-05-11


"""" Un AMOR sin una cara .... y viceversa....."""

Jamás creí sentir esta extraña sensación y con los años, creí haberlo conocido todo en relación a los sentimientos, pero veo que uno, amanece cada día aprendiendo. Soy de los que aman, por encima de mi propia vida, primero a mis nietos, segundo a mis hijos, tercero ...¡¡¡ ni me acuerdo...!!!. A los nietos, porque para nuestros hijos, apenas contamos; ellos han formado sus familias y sus sentimientos han sido ocupados mientras que para nuestros nietos "somos los abuelos.... al menos hasta que tienen nueve años" después volveremos ha pasar al olvido. Dentro de ese amor a los nietos, hace 3 ó 4 años que "he tenido que perder" a uno de ellos, la mayor. Tenía 7 años, hoy tiene 11, pero como a los demás, sus fotos están por diferentes sitios de la casa, pero el más importante es que están pegadas en el espejo donde me aseo cada mañana y así les saludo cada día, les deseo un buen día y pido la bondad de mi madre para que los proteja.. A los demás, aparte, les veo crecer pero a mi princesa, como yo la llamaba, no la he vuelto ha ver. Castigo que sufrimos los abuelos, cuando padres infantiles se separan  ¿ y de que tenemos nosotros la culpa?. Pero hace unas semanas, una persona, me trajo un periódico en donde se ven varias fotos de la nieta que no veo .... y allí estaba ella, según me decían, porque para mi, era desconocida ¡¡¡cuanto había crecido...!!! ¿ era ... ella...? me dijeron otra vez que sí y sentí que  aquel rostro no me decía nada, aquel rostro no tenía relación con el gran amor que le tengo a mi princesa, aquel rostro, podría pasar a mi lado que jamás pensaría que era mi nieta. Y esa sensación de tener que aceptar que es la misma persona que yo amo tanto, me desconcierta. ¿ y el instinto de abuelo....? estoy seguro que si la viera en persona frente a mí, si le viese sus ojos, si viese sus manitas, si escuchara su voz.. si oliera su piel, estoy seguro que ese instinto de abuelo, me haría reconocerla, sin embargo, simplemente lo tengo que aceptar. ¡¡¡Cuanto dolor llevamos los abuelos cuando nos obligan a estas separaciones y nosotros, con tal de que ellas estén bien con ---------------
debemos aceptar este tremendo dolor. ¡¡¡cuantos juegos nos hemos perdido.... cuantos cuentos e historias quedaron en el viento.... cuantos besos y abrazos que nunca volverán a repetirse...!!!, aveces, cuando por la noche, te deseo un feliz sueño, siento como si el aire me dijera ¡¡¡ Abuelito...yo también te quiero....!!!. Tal vez, llegue un día en que nadie le prohibirá buscar a su viejo abuelito y yo seguiré, esperando en la puerta tenerla en mis brazos... pero si ese día llega y el abuelito no está, ve hacía las estrellas, porque allí, en aquella que brilla más, el abuelito te estará saludando y mandándote todo su amor en un beso con el viento y ese beso, te dirá cuanto te ha querido y cuanto te quiere ... y desde allí, te protegerá y será feliz, cada vez que tu seas feliz. Ha sido el destino de la vida, nadie es culpable y simplemente.... no olvides que cada día.... el abuelito pensó en ti...EN SU PRINCESA.....

3 comentarios:

  1. Precioso, Eugenio. como te dije un día el tiempo pone a cada uno en su lugar, esa pequeña , mañana te vendrá a abrazar y te dará un tierno beso que borrará todo tu dolor.

    En eso tengo una ventaja sobre tí , ese dolor me lo evitaré porque no creo que llegue el día de ser abuela.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡pero que tontiña eres .....!!! ¿ porque no vas ha ser abuela....? ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ CLARO QUE LO SERÁS Y SERÁS FELIZ...............

    ResponderEliminar
  3. Que Dios reparta suertes!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar